La contaminación del aire, de la tierra y de las aguas, la rarefacción del agua potable, el agotamiento del suelo y de las materias primas, y la desaparición de los bosques, son realidades más y más frecuentes y contra las cuales es urgente luchar.

Es esencial apoyar las poblaciones y ayudarlas a organizarse para desarrollar una gestión ecológica y durable de los recursos, garantizando así su renovación y conservación. Los programas de gestión del medio ambiente sensibilizan y responsabilizan las poblaciones a una utilización ecológica y durable de los recursos, favorecen la organización de grupos para mejorar su medio ambiente y permiten a las autoridades la viabilidad de las soluciones alternativas y participativas, adaptadas a las situaciones locales.

Las prioridades de GeTM en cuanto al agua y el medio ambiente son

  • El acceso racional y la utilización adecuada de los recursos, a veces raros, gracias a técnicas adecuadas (rehabilitación de los suelos, lucha contra la erosión y la desertificación, provisión en agua potable)
  • La repartición equitativa de las riquezas entre los diferentes grupos marginalizados
  • El desarrollo de la técnicas agrícolas y de ganadería no intensiva y respetuoso del medio ambiente (agroecología, reintroducción del pastizal, etc…)
  • La formación de los varios actores implicados para una buena gestión del medio ambiente
  • La gestión participativa de los recursos

Se llama la atención sobre el acceso al agua, a la tierra y a las semillas, ya que deben estar considerados como derecho inalienable a todo ser humano. GeTM apoya proyectos en el dominio del suministro en agua, la gestión o la preservación de los recursos naturales, la gestión de las aguas residuales así como la gestión de los desperdicios. Más allá de las repercusiones positivas e inmediatas, la mejora en el dominio tiene consecuencias a largo plazo sobre la salud pública.