El Togo, un país de tradiciones fuertemente centralizadas, votó en 2007 una ley de descentralización que no siempre se aplica.
El establecimiento de un sistema que fomenta la transferencia de competencias del gobierno central a las autoridades locales, promueve la integración de los ciudadanos en las decisiones que les afectan directamente. Esto permite responder mejor a las necesidades de las comunidades y estimular la economía local.
GeTM ha decidido apoyar la acción a través de una asistencia técnica y financiera a la organización Empresas, Territorios y Desarrollo (ETD). Esta ONG es una antigua organización asociada de GeTM que ha definido un proyecto innovador para el país destinado a la aplicación de la ley de descentralización y de una democracia participativa.
ETD, junto con GeTM, ha trabajado en el establecimiento de marcos para la negociación, el diálogo y la decisión entre los diferentes actores y los ha hecho funcionales a diferentes niveles territoriales.
En total, en 2013, se ha realizado una treintena de asambleas generales para estudiar la viabilidad de la propuesta, de los cuales una decena se ha llevado a cabo en los barrios de la ciudad de Notsé para la realización de fuentes públicas de agua y letrinas y una veintena en los pueblos de Haho y de Moyen Mono para la realización de perforaciones de pozos de agua.
La clave del éxito del proyecto radica en la aplicación de un enfoque participativo que ha permitido a las autoridades políticas y tradicionales enfrentarse y colaborar y a los ciudadanos expresarse y convertirse en gestores de sus propios recursos territoriales.
Dado el éxito del proyecto tanto a nivel territorial como nacional, ETD trabaja en su replicación en otras regiones del Togo.