DESCO, Centro de estudios y de promoción al desarrollo es una de nuestras organizaciones asociadas en Perú desde el 2008. La asociación se moviliza para reforzar las capacidades económicas de los sectores desfavorecidos del país desde hace 47 años. Es una institución líder en la sociedad peruana que interviene en todo el país.

78% de los campesinos de la zona andina viven en la pobreza

Este proyecto se lleva a cabo en la provincia de Arequipa, situada entre 3800 y 6000 metros de altitud. A esta altitud, debido a las extremas condiciones geográficas, la producción de camélidos (llamas y alpacas), representa la única fuente de ingresos para la población.

La cría de camélidos permite producir lana y carne, pero estos dos bienes están poco remunerados. De hecho, el precio de la carne está fijado a una tarifa muy baja por los precios del mercado, y la mala calidad de la lana no permite exigir un buen precio.

Las condiciones climáticas extremas tienen como consecuencia que los prados se estén reduciendo, y que cada vez haya más sobre pastoreo, lo que provoca deficiencia y debilidad inmunitaria. Los cambios climáticos que se están dando en el mundo afectan aún más el clima en estas alturas.

El sistema de comercialización de los productos procedentes de la lama y la alpaca está poco desarrollado. El acceso al mercado es difícil y provoca en los campesinos condiciones de gran pobreza.

 

Mejora en la calidad de producción

El objetivo es desarrollar las capacidades productivas de la población campesina con la ayuda de medios sostenibles y poco costosos. Las actividades están dirigidas fundamentalmente a la mejora del ganado.

Por un lado, se construyen cobertizos y por otro se mejora la calidad de los pastos.

La construcción de instalaciones hidráulicas simples (recuperación de aguas pluviales, construcción de canales de irrigación) permite irrigar los pastos y mejorar la calidad de la hierba.Esta alimentación de mayor calidad para los camélidos mejora la calidad de su lana.

El núcleo del proyecto se centra en la reproducción controlada y en la introducción de métodos de selección tradicionales (mejoramiento genético) a fin de mejorar la calidad de la lana.

Se ponen en marcha centros de acopio de lana. Se dan formaciones a la población para diversificar los productos procedentes de la lana: alfombras, ropas,…

Valorizar el rol de la mujer

Es también una prioridad reconocer el papel que tienen las mujeres. Además de las tareas domésticas, dirigen el ganado de los animales. Guardan el ganado y controlan la reproducción, ya que ellas también poseen un gran conocimiento de sus animales. Una vez que la lana es recuperada, también seleccionan la fibra en función de su calidad, para permitir un mejor precio de venta.

Además, las actividades estarán encaminadas a informar y a formar a las mujeres para que la familia tenga un modo de vida más sano (salud e higiene), siempre respetando sus prácticas culturales y sus valores. La selección de residuos y las buenas prácticas sanitarias se integrarán en la vida familiar.

 

Más información sobre DESCO